Australia está pavimentando calles con tóner de impresora reciclados


Australia ha desarrollado una nueva forma de pavimentar calles y carreteras, los TonerPave. Además de ser 40% menos contaminante, la tecnología TonerPave es más barata y duradera.

La nueva tecnología, que surgió de la asociación entre Downers y Close The Loop, usa una mezcla que emplea tóner de impresoras usados, reduciendo así la producción de CO2.

Además de ser menos contaminante, el método es tan eficaz como el asfalto tradicional en la eliminación de agujeros y grietas en las calles. Se pueden usar 100 cartuchos de tóner por cada tonelada de asfalto. Las pruebas también mostraron una mayor rigidez en el pavimento con el uso de este material, aumentando así su durabilidad, y consecuentemente un mejor coste.


El TonerPave ya se está usando en las carreteras australianas para pavimentar calles y avenidas. El material no requiere de maquinaria especial para su aplicación, ya que puede ser aplicado con el mismo equipo utilizado por el impermeabilizador a base de betún utilizado en el método tradicional.

El producto principal en la mezcla de TonerPave es el polímero modificado del toner, MTP por sus siglas en inglés. Este polímero se hace con el residuo de polvo del tóner, que se hace predominante de plástico, pero que también tiene cera, algunos minerales y pigmentación en su composición.

Desde 2001, se han reciclado aproximadamente 22.000 toneladas de cartuchos de tóner y tintas. Del total, el 80% eran cartuchos de tóner. La empresa destina al 30% del material a la propia industria. El resto, aproximadamente 1.600 toneladas de polvo de tóner, se usa como materia prima para el TonerPave.

La empresa dice que los números podrían ser mejores si la población australiana reciclara más este tipo de material. En la actualidad, gran parte de los australianos tiran los tóner usados a la basura común, lo que hace que se tenga un acceso limitado al material.

¿Compra, préstamo, leasing o renting de una impresora?


Dependiendo del valor de compra de la impresora y del número de copias que realices al mes, nos puede interesar una u otra opción.

Comprar la impresora
Dos de las principales necesidades de una empresa suelen ser la de financiación y el tiempo. Por eso, la opción de comprar el equipamiento que necesitemos debemos limitarla a lo que cuesta poco y no requiere complicaciones. Por ejemplo, si necesitamos comprar un escritorio podemos ahorrar en comisiones e intereses si abrimos la billetera.

Pero, aunque una impresora pueda costar poco, suele ser un dolor de cabeza en cuanto a mantenerla.

Si sacas pocas copias mensuales (menos de 300 en negro o 50 de color) y no necesitas formatos grandes (como A3),  puede interesarte comprar una impresora láser o de tinta de bajo coste. Por menos de 200 euros puedes comprar una impresora multifunción que te solucionará tus necesidades. Eso si, el coste por copia será algo elevado, pero como son pocas las que haces…

El préstamo y el leasing de la impresora
En ningún caso te recomiendo que saques un préstamo o tengas una impresora en leasing. De acuerdo que podrás desgravarte algo desde el punto de vista fiscal, pero corres un riesgo elevado. Si la impresora deja de funcionar y sale costosa su reparación, solo te servirá para decorar.

Las impresoras son máquinas peculiares. Tienen componentes electrónicos como los ordenadores, pero también llevan muchos engranajes y partes móviles. Una simple grapa que se haya colado en los documentos que vas a escanear puede arruinarte los cálculos. Y no solo tienden a averiarse más que un ordenador.

El principal gasto de una impresora suele ser el coste de sus consumibles, tóner y tambores fotoconductores.

El Renting de la impresora
En un equipo tan costoso de mantener en funcionamiento y tan impredecible en sus averías, es la mejor opción.
Con el renting de la impresora tienes:

Financiación. Consigues disponer de una fotocopiadora sin tener que comprarla.

Ahorras tiempo y preocupaciones. La impresora pertenece a la entidad que te hace el renting, la cual también es responsable de su mantenimiento.

Control de gestión. Cuando compras o haces un leasing de una impresora estás firmando un cheque en blanco. Si es una impresora en color hoy tendrás que cambiar el toner negro, mañana el cian,…es difícil saber cuanto realmente te cuesta la impresión en tu empresa.

Tratamiento fiscal. El renting es un gasto más de la empresa. Como puede ser el alquiler de la oficina. Lo puedes deducir como un gasto fiscal.

¿Me conviene hacer un renting de la fotocopiadora?
La opción del renting es la más favorable en cualquiera de los siguientes casos:

Sacas más de 300 copias mensuales en negro o 50 de color

Aunque el coste de una impresora que te solucione la papeleta sea económico, es posible que ahorres dinero con el renting de una impresora. Las empresas de renting suelen tener economías de escala que tu no tienes; compran al mayor impresoras, consumibles y repuestos.

La impresora en renting suele tener un coste por copia que te incluye tanto los consumibles como el mantenimiento. Te quitas problemas e incluso puedes ahorrar dinero.

Necesitas una impresora de elevadas prestaciones

Si necesitas una impresora A3 láser o una fotocopiadora de elevadas prestaciones, el renting te puede interesar tanto por el ahorro en el coste por copia como para evitar tener que hacer una elevada inversión.

En definitiva, la opción de renting de impresora puede ser la opción más ventajosa para disponer de una fotocopiadora en tu oficina. Pide varias ofertas y, sobre todo, lee la letra menuda de los contratos de renting.

El renting de la impresora


Con el renting solo se produce la cesión para el uso del bien, sea un coche, un ordenador o una impresora. A priori, el arrendatario no tiene la intención de quedarse con el equipo una vez finalizado el contrato. Es una modalidad donde la finalidad es el pago por uso de la impresora.

 Volvamos al ejemplo anterior de una impresora por la que pagas 100 euros mensuales durante 5 años. En este caso la intención inicial no es quedarte con la fotocopiadora al cabo de esos 5 años. Por lo menos no se refleja en el contrato. Otra historia es que las partes acuerden aparte una opción de compra de la impresora al final del contrato.

Esto puede parecer una desventaja del renting. Pero no lo es si tienes en cuenta que una impresora puede empezar a dar problemas al cabo de unos años y puede costarte mas caro repararla que comprar otra. Pero hay otra diferencia. Y esta si es importante.

Con el renting usualmente se contrata el servicio de mantenimiento de la impresora. Lo normal es que el renting de la impresora incluya el seguro, el coste de los cartuchos de toner o tinta, tambores fotoconductores, piezas, mano de obra de reparaciones,etc.

Las empresas de renting suelen cobrar todos estos conceptos en el coste por cada copia que haces. A final de mes o del periodo de lectura de contadores te cobran en función del número de copias realizadas. Y ahora la gran ventaja.

Si la impresora se avería SI es problema de su propietario. La empresa de renting debe ocuparse de que la fotocopiadora siempre esté en funcionamiento. En el contrato de renting incluso vienen reflejadas las penalizaciones en caso de que la empresa no cumpla.

Con el renting de la impresora, a diferencia del leasing, no tienes que buscar una nueva impresora si la que tienes está averiada y sale demasiado costoso repararla.